martes, 31 de agosto de 2010

-1 de septiembre



Enric Batiste (Barcelona): L'era de n'Elies, Espolla, 2010




Me siento en este banco,  compañero de mi alma
que ha vivido conmigo los viajes por las cuevas
donde me he guarecido, y he querido contar
que a la entrada de casa continúa la calle.


5 comentarios:

Mercedes González dijo...

Me siento a conversar contigo en una plácida tarde de verano. Hermoso rincón.

Besos, compañero

giovanni dijo...

Me gusta el texto, invita a caminar, explorar, disfrutar. Claro, depende del lector como uno interpreta, igual que una conversación depende de la persona que escucha, contesta y cuenta. Un sitio agradable para sentarse y contemplar, o no hacer nada, sólo mirar al jardín, un pájaro o lo que sea.

Un saludo desde Amsterdam

enric batiste dijo...

Mercedes, Giovanni, sois imprescindibles para compartir y crear este espacio de conversación...

Mi más cálido abrazo

Montse dijo...

Vengo también a sentarme con nosotros y a conversar ¿hay sitio todavía? ¡es que veo que está lleno!

Comparto ese gusto por los bancos, espacios llenos de tranquilas meditaciones, lecturas y conversaciones. Enric tengo alguna foto que te haré llegar, excepto del murillo de piedra de Pals que ya lo tienes.

Un saludo.

enric batiste dijo...

Montse, siempre va a haber sitio para ti en estos bancos, sólo te pediría que, si es posible, cada vez que vengas a sentarte nos regales con el olor de una de las flores de tu Botánico Serrat.

Saludos cálidos