miércoles, 9 de febrero de 2011

De nuevo Montserrat

Pedro Strukelj (mail): Matanzas, Cuba, 2009

En las Lomas de Simpson, en las afueras de Matanzas está la Ermita de Montserrate, construida por la migración catalana. Todo el lateral de la loma es una larguísimo banco para admirar el Valle de Yumurí.

12 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Bancoooooooos, a ratos podemos estar juntos y a ratos separados, pero siempre presentes.

Besooooos

enric batiste dijo...

Presentes y mirando al horizonte...

Y un beso de estos bancos repetidos

Mercedes González dijo...

Podremos jugar al teléfono, y sentirnos de nuevo niñ@s, y reir.

Besos

enric batiste dijo...

Sí, por favor, juguemos y riamos
como niñas y niños al teléfono.

Y un beso en los hilos de los juegos

Montse dijo...

¡Yupiiii! aquí si que tenemos sitio para tod@s!!
Yo me apunto a jugar al teléfono y a reir como una niña... y suelto la primera palabra : amigos

Besitos.

enric batiste dijo...

Paso rápidamente la palabra:
"...igos"

Aquí me quedaré... dijo...

¡ Qué revoltosos !

Así da gusto.

Me apunto al juego sin rechistar, hay mucho que mirar.

Besitos

enric batiste dijo...

Un beso revoltoso desde aquí...

Mercedes González dijo...

...amigos...-...igos...-...goso (cuidado con el seseo!)

Aquí me quedaré... dijo...

No sé ese juego....
¿ puedo aprender?
Felicidades al autor del banco. antes me había olvidado

enric batiste dijo...

¿mi "goso en un poso"?
(Mercedes, ¡no descuides el seseo!)

Y un beso en el seseo en este juego

enric batiste dijo...

Aquí, siéntate aquí al lado en hilera:

Cada cual dirá al oído del siguiente la palabra o la frase que le ha dicho, con toda rapidez, quien está sentado justo antes. Así va el juego.

Para finalizar, la última persona de este hilo (telefónico) empieza a decir qué le han dicho (qué ha entendido que le han dicho) y qué ha dicho él o ella.

La enorme confusión de las palabras
provoca hilos de risas hilarantes...

Y un beso con un juego con palabras