sábado, 4 de febrero de 2012

El gel de la glaçada

Montse Vergés (Barcelona): Torelló,  2012

8 comentarios:

Montse dijo...

¿No esperaréis que venga a sentarme aquí, verdad?
Sintiéndolo mucho, hoy me quedo en casa, calentita con las pantuflas y una buena taza de chocolate caliente, pero os mando un beso enorrrrrme!!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Y que bonito se ve en la foto!!! hoy el banco crea el espacio para observar, yo espero con Montse a que el hielo se derrita y poder volver a conversar.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

En primer lugar felicitar a la autora.
Magnífica foto desde luego.

Chocolate, café, churros, chupitos de ron. Ni con todo eso que tanto me gusta, me siento.

Besos a las dos y a la autora de la foto

Maria Dolors dijo...

Al igual que Montse y Pilar,
esperaré a que el hielo se
derrita para sentarme un
ratito con ellas. El banco
precioso.

Un abrazo.

A veces, solo a veces... dijo...

Hielo, escarcha, frío... Todos los árboles parecen sauces llorones... No se pueden crear, a veces, espacios para conversar cuando el hielo habita las esquinas... Es preciso esperar a que vuelva a salir el sol y derrita el frío.

Aquí me quedaré... dijo...

A veces, algunas veces
el cantor tiene razón
y busca en algún rincón
la llave de la esperanza...

un abrazo

Rayuela dijo...

traigo el calor argentino para derretir el hielo!

abrazos a todos*

ricardo richter, brasil dijo...

sensacional, uma pausa refrescante em nosso verão escaldante.