martes, 15 de octubre de 2013

Dicen que aquí había una estación...

Joan Colominas (Barcelona): Santa Maria de Merlés, 2011

9 comentarios:

Maritza dijo...

Recordé la película de ese perro fiel, que espera cada día al amo en una estación de tren, aún después que éste ha muerto...

Las estaciones son lugares especiales para la remembranza, la confianza; la apertura de alma. Y ese banco espera por ello.

ABRAZO GRANDE!

Sonsoles dijo...

Precioso blog, para sentarse un ratito ;)
Saludos

Montse dijo...

Creo que estos bancos de las estaciones tendrían mil historias que contarnos, de encuentros y desencuentros, de llegadas y despedidas ¡si pudieran hablar, claro!

Saludos a todos.

giovanni dijo...

En mi imaginación oigo y veo llegar el tren. Bajan mujeres, hombres y un par de niños, otros suben, el "conducteur" (palabra holandesa para la persona que controla si tienes pasaje/billete) silba y lentamente el tren se pone en marcha. Mientras tanto Maritza, Sonsoles, Montse y yo estamos mirando y escuchando el tren alejándose.

Cuando vivía en el sur de Chile en el año 1973 he visto una escena semejante, los vagones tirados por una locomotor a vapor, igual como la había visto en mi juventud cuando vivía cerca de la frontera alemana y miraba a los trenes a vapor que venían de e iban a Alemania.

Saludos

Maria Dolors dijo...

Coincido con Montse, cuantas histórias podrían contar....
Una abraçada.

Ester Absenta dijo...

Estacions de pas
cap a un destí,
triat o no.

Estacions canviants,
camins que són,
passatgers com som.

Diuen que aquí hi havia una estació...

Para saber más dijo...

La más bella estación es cuando esperas ilusionada y recuerdas sus silencios, sus sueños, sus palabras. A todos tu sonrisa le contará el destino en su versión.

Para saber más dijo...

La más bella estación espera y recuerda tus silencios, mis palabras y tus besos. La más bella estación ocurre cuando esperas ilusionado y cada pasajero, acompañante o solitaria llegada hará una versión del destino de tu sonrisa.

Para saber más dijo...

La más bella estación espera y recuerda tus silencios, mis palabras y tus besos. La más bella estación ocurre cuando esperas ilusionado y cada pasajero, acompañante o solitaria llegada hace una versión del destino de tu sonrisa.