jueves, 28 de octubre de 2010

Alta tecnología

Artemi Bellès (Espolla):  Andorra, 2010

21 comentarios:

giovanni dijo...

Es una escultura artística, una cama sin colchón, un banco 'seco' y simple de madera escondido, o un banco público de verdad, en una terraza con aire sano y fresco calentado por el sol?

De todas maneras, me gustaría sentarme, sobre sea lo que sea, y charlar.

Un abrazo

enric batiste dijo...

Giovanni, te ofrezco en Barcelona
todas las superficies susceptibles
de poder ser asiento, y sentarse,
sentarnos y charlar de cuanto sea...

Abrazo a la puerta de mi casa

Mercedes González dijo...

El banco de la rueda de la vida nos daría juego para charlar y filosofar, y versificar, y sentir...

Besitos redondos

Rayuela dijo...

una rueca tal vez? donde la bella princesa se pinche su bello dedo?

rueda de la vida...dijo Merche...sí!
banco-mandala!
giremos y filosofemos...(y nadie trajo nada para comer...?)

besos*

enric batiste dijo...

He preparado un pan, aún está
caliente, con semillas de buen lino,
agua, aceite, sal, mezcla de harinas,
levadura, y tiempo de amasar,
cocer, hornear, subir, y desmoldar.
Está a punto. ¿Quién quiere probar?

giovanni dijo...

Yo, aunque no suelo comer pan a esta hora temprana, entonces después. Ahora me limito a un vaso de agua y un buen café con leche o sea un latte macchiato.
Y qué tema tocaremos charlando? Hablar de la aurora tan distinta en diferentes rincones del mundo?

Abrazo

enric batiste dijo...

La aurora, tan distinta en hemisferios
sur norte y norte sur, de brillo austral
y boreal, sugiendo de la luz
en el cielo nocturno amanecida
del nombre de una diosa en nombre griego
en un rojo horizonte apareciendo...

giovanni dijo...

Preparar pan a las 4 de la madrugada no es anormal. Además, huele rico. Pero levantarse 1 hora y 42 minutos después para leer un comentario no me parece normal. El panadero tiene que dormir también. O será que él se levantó muy temprano para preparar el pan y disfrutar del día?

enric batiste dijo...

Quizá ese panadero enloquecido
amase en su silencio solitario
su íntima desnuda soledad
a aquella hora escogida de su casa
cuando nadie, aún, se ha levantado
y el temple del tiempo es para él.

Abrazo de las horas escogidas

giovanni dijo...

Quizá (chi sa) ese panadero enloquecido está preparando ahorita misma el desayuno para sus queridos, antes de atender a los clientes de todos los dias en su panadería...

enric batiste dijo...

Por suerte mis queridos se preparan
su propio desayuno cada uno;
compartimos minutos y después
cada cual al trabajo que ya es hora.

Otro abrazo

Aquí me quedaré... dijo...

Es maravilloso.
¿Son aperos de labranza?
Ni siquiera me sentaría a hablar.
El banco es para comtemplar en silencio el hermoso valle que se ve.
Sólo de pan no se vive. Llevo el jamón y el chorizo y una tortilla de patata que hace mi pareji que dan ganas de chuparse los dedos.

Si os parece bien, claro.


Saludos y felicidades por la foto.

enric batiste dijo...

Sólo puedo decir: ¡ñam!, ¡ñam!

Aquí me quedaré... dijo...

Risas...

Vale. Entonces le diré que haga una para la próxima semana.
Mañana es el cumple de nuestra hija mayor y están los dos muy ocupados con el menú

Un abrazo para cada uno.

Rayuela dijo...

me trajo el olor del pan horneado!

hablemos también sobre la llovizna que cae aquí, en este momento gris, Giovanni podría hacer un corto, nosotros sentados, comiendo pan con semillas y buen aceite...mmmmm...y la llovizna en otra parte del mundo.

(y "normales"? quién dijo que somos "normales"?jajaja!)

besos para todos*

bicocacolors dijo...

artista!!!

G
R
A
C
I
A
S

Montse dijo...

Hoy llego un poco tarde,
el pan ya no está recién hecho, si es que aún queda pan,
pero aún podemos hablar del sol, del viento y hasta de la mismísima Blancanieves.
El atardacer también es buen momento...

Besos a tod@s!

Odel dijo...

Que banco mas original, parece casi una escultura

Fàtima T. dijo...

Creo que en este banco no me sentaría a hablar. Me sentaría, eso sí, en el banco bajo, con los brazos apoyados en el alto y la cabeza reposando sobre ellos, mirando el paisaje.

Una abraçada

Mercedes González dijo...

Ya el pan se puso duro, pero servirá para hacer una porra, salmorejo, un gaspacho... y ese choricito, la tortilla y el jamón que ha traido "Aquí me quedaré"... ya sólo falta el vinito. Traeré uno dulce de Málaga Virgen.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Mercedes, el vino de Málaga para el postre con el café.
Para acompañar la viandas, uno de cuerpo fuerte y profundo del Penedés, León o un Ribera de Duero.
Si te parece bien, claro.

Saludos