miércoles, 20 de octubre de 2010

El caliu de l'AntàrtidA

Oriol Mateu (Mont Pol):  Barcelona, 2010

foto d'un banc de l'Antàrtida, escola de música  treta d'un convent de monjes
del carrer clos de sant francesc de sarrià

7 comentarios:

Rayuela dijo...

aquí hablaremos bajito...me parece...

los espero!

giovanni dijo...

Invita a sentarse pero apenas caben tres personas, o si quieres, queréis, quieren, cuatro. Se podría usar esa cosa que no sé como se llama, ni en holandés, lo he olvidado, después me acordaré, para dar una charla, una conferencia, un discurso, o si prefiera la persona que lo haga, gritar algún lema de como mejorar el mundo, por ejemplo, o, mejor creo, leer un poema de amor.

Montse dijo...

El banco es pequeñito pero cabemos todos y si no da igual, nos quedamos de pie a escuchar ese discurso o ese poema, yo prefiero el poema de amor, que le mundo no se arregla tan facilmente a no ser que recemos todos invocando al Todopoderoso.

Giovanni, creo que te refieres al megáfono y me pregunto para qué lo utilizan las monjas ¿es raro, no?.

Saludos a tod@s!!

giovanni dijo...

Ya volvió, hace unos segundos: en holandés es megafoon. En castellano es megafono?

enric batiste dijo...

Me tocará hacer de albacea
y aclarar lo que pueda aclararse:
actualmente la Antàtida no es convento,
sino escuela de música de niños
jóvenes y adultos que disfrutan
juntándose y tocando a toda banda.

El megáfono se usa según vi
para las actuaciones en la calle.

¡Es un gran gozo ver cómo se vive
este "caliu", calor, de y en la música!

Un beso de albacea a su servicio

Aquí me quedaré... dijo...

Es un banco muy serio.Debe ser donde se sientan y se levantan muchas veces a esperar las notas de los exámenes.

Si me dejas cerca del megáfono, puedo armar un buen jaleo. Aviso.

Saludos con buñuelos.

enric batiste dijo...

¡El megáfono es tuyo, adelante!