viernes, 19 de noviembre de 2010

miran y de mirar nunca se cansan

Artemi Bellès (Espolla): Andorra, 2010

El título es un verso de Mario Benedetti

9 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Deseo que comparto sentada en esos bancos:

Que de mirar nunca me canse, hacía fuera y hacía dentro, que la curiosidad siempre me acompañe

Un abrazo

giovanni dijo...

El de izquierda me parece más cómodo. Sí, Pilar y Enric, el mirar nunca me cansa. Podría seguir mirando durante largo tiempo sin decir nada y no pensar nada. Es una vista que invita a eso. Y no tengo ni idea que sería la primera palabra que iba a decir.

Un abrazo

Montse dijo...

Hola, estoy con vosotros y vengo a mirar, que de eso nunca nos cansamos, pero que si nos cansamos nos podemos sentar.
Sentémonos y miremos el paisaje, en silencio si así quiere Giovanni...

Besitos y buenos días.

Aquí me quedaré... dijo...

Una preciosidad de foto.

Voy a tenerme que sentar en un banco algo más alejado. No podría estar callada.

Tendría que gritar, mil veces, cosas bonitas y recibir el eco de mi voz, salvo que haya alguien más que quiera gritar y entonces gritaríamos juntos.

Saludos

giovanni dijo...

Aquí, te has fijado que hemos esperado 4 horas, cuatro horas!, hasta que por fin alguien gritara... Con gusto grito contigo y capaz que los demás también... Ay, qué gusto gritar en ese espacio...

Besos

enric batiste dijo...

¡Me sumo a vuestros gritos con placer!

Rayuela dijo...

llego tarde para los gritos??? esperen! es que vengo de muy lejos!

grito con ustedes! y después me siento en uno de esos bancos (queda un huequito para mí,verdad?) a mirar en silencio, hacia afuera y hacia adentro, como dice Pilar.

besos para todos*

Fàtima T. dijo...

¿Quepo? Somos muchos ya. Vengo con unos prismáticos. Desde estos bancos, no me cansaría nunca de mirar.

Besos.

Mercedes González dijo...

Me llegaron vuestros ecos.

Hoy prefiero quedarme de pie tras el espaldar del banco. El vértigo me impide sentarme abierta al abismo. Y encima, llego tarde... pero continuaré vuestros gritos.

Besos